11 animales impresionantes que puedes ver en México

© Noe Garin / Culture Trip
Lauren Cocking
Lauren Cocking7 Junio 2019

Desde los duros desiertos del norte de México hasta las inclinaciones rocosas de sus numerosas cadenas montañosas pasando por la selva húmeda del sur, México tiene el clima ideal para un sinfín de especies diferentes.

Mono araña

El mono araña (Ateles geoffroyi) es una criatura adorable de ojos grandes y extremidades desgarbadas. Es originario de las regiones de México en las que se dan selvas tropicales y bosques. Es muy probable que los puedas ver por el sur de México y, como tienden a pasar el rato en grupos, son bastante fáciles de detectar.

Dónde encontrarlos: Chiapas, Yucatán, Veracruz y cualquier zona de selva densa.

Ajolote

Esta criatura tiene un aspecto muy extraño y está en peligro crítico de extinción. De hecho, la especie es prácticamente el símbolo de la conservación de la vida salvaje mexicana. Normalmente se encuentra en los ríos y lagos del centro de México (aunque ahora solo se puede encontrar en Xochimilco), el nombre axolotl (Ambystoma mexicanum) es de raíz náhuatl.

Dónde encontrarlos: Xochimilco.

The axolotl is in critical danger of extinction
El axolotl está en peligro crítico de extinción | © Ulmus Media / Shutterstock

Cacomistle

El cacomistle (Bassariscus sumichrasti), a veces escrito cacomiztle o cacomixtle, es un mamífero mexicano cuyo aspecto te hace pensar que es el resultado de cruzar un mono con un gato y un mapache. ¡Sí, en serio! Estos pequeños demonios peludos deben su nombre a la lengua azteca náhuatl y se ven con mayor frecuencia en las selvas del sureste. Son nocturnos y les encanta pasar el rato en los árboles, saltando de rama en rama, algo que hacen con facilidad.

Dónde encontrarlos: sur de México.

Perro de las praderas mexicano

El perro de las praderas mexicano (Cynomys mexicanus), no es ni un perro ni un habitante de las praderas. Habitualmente se pueden ver en pequeños grupos en los estados del norte, y en realidad está mucho más relacionado con la marmota que con cualquier tipo de perro. Además, viven en madrigueras, no en perreras. Antiguamente se les consideraba una plaga, pero en realidad son claves para los ecosistemas en los que viven y actualmente está en peligro.

Dónde encontrarlos: Coahuila, Nuevo León, San Luis Potosí y Zacatecas.

Ocelote

Principalmente activo por la noche, el ocelote (Leopardus pardalis) es un gran gato escurridizo y esquivo al que le encanta dormir en los árboles durante el día. A menudo, el ocelote se confunde con un jaguar pequeño, dado que ambas especies comparten muchas características. Estos animales se encuentran en América del Sur y en algunas islas del Caribe.

Dónde encontrarlos: Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Tabasco y Yucatán.

ocelot
El ocelote a menudo se confunde con un pequeño jaguar | © Leonardo Mercon / Shutterstock

Vaquita marsopa

También llamada vaquita marina, la vaquita marsopa (Phocoena sinus) es uno de los cetáceos más pequeños del mundo y el más amenazado. De hecho, dado que las últimas cifras muestran que solo quedan 30 en libertad, es prácticamente imposible verla en su hábitat natural. Conseguir ver una vaquita marsopa en el Golfo de California en México sin duda sería una experiencia inolvidable.

Dónde encontrarlos: el Golfo de California.

Coati

Este animal, miembro de la familia de los mapaches, es un animal de aspecto simpático. Tienen la nariz larga, marcas distintivas y extremidades fuertes de doble articulación. Como resultado de su fisiología, les encanta cavar y son excepcionalmente inteligentes. Los coatíes están principalmente amenazados por la caza furtiva y la destrucción de su hábitat natural, y preocupa mucho su supervivencia en el futuro.

Dónde encontrarlos: bosques de Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán o Quintana Roo.

Cenzontle

El cenzontle (Mimus polyglottos), también conocido como el ruiseñor del norte, tiene un talento y capacidad destacable para imitar los cantos de otras aves y los sonidos que hacen animales o incluso las personas. Se distribuyen prácticamente por todo México, América del Norte e incluso Cuba, pero en Europa son una rareza.

Dónde encontrarlos: norte de México.

bird
El cenzontle copia las llamadas de otras aves | © Paul Reeves Photography / Shutterstock

Lobo gris mexicano

El lobo gris mexicano (Canis lupus baileyi) adulto alcanza el tamaño de un perro doméstico grande. Igual que otras razas de lobo, corren y cazan en manadas y pueden ser increíblemente agresivos. En el pasado estuvo en grave peligro de extinción, pero los esfuerzos de cría en cautividad que se hicieron en la década de 1970 aseguraron su supervivencia.

Dónde encontrarlos: típicamente en el norte de México, cerca de la frontera con Estados Unidos..

Xoloitzcuintli

Este es quizás el animal nativo de México más más fácil de ver, porque el xoloitzcuintli es en realidad una raza de perro doméstico. Un icono de México, este perro sin pelo de aspecto extraño suele ser de color negro, pero no es raro que algunos ejemplares tengan manchas de piel blanca. No tienen pelo en el cuerpo, pero algunos lucen mechones de pelo en la parte superior de la cabeza. Los aztecas comían xoloitzcuintlis a pesar de que lo consideraban un animal guardián y protector. Siguen siendo una mascota preciada y muy cara en el México moderno.

Dónde encontrarlos: en todo México.

dog
Los aztecas consideraban al xoloitzcuintl como un guardián y protector | © Tatyanapanova / Shutterstock

Quetzal

Para terminar, completamos el artículo con otra ave nativa algo más colorida y vibrante que el cenzontle. Como parte de la familia de los trogon, al quetzal le gusta vivir en las tierras altas tropicales. Existen diferentes tipos de quetzal, y muchas de las especies se pueden encontrar en el extremo sur de Estados Unidos, en México e incluso en Guatemala. En náhuatl, quetzal se podría traducir a “gran pluma de cola brillante”.

Dónde encontrarlos: en todo México, en bosques húmedos y zonas boscosas.

green bird
Al quetzal le gusta vivir en las tierras altas tropicales | © Ondrej Prosicky / Shutterstock