Las 10 ciudades y pueblos costeros italianos más bonitos

Manarola
Manarola | © Vladimirs_Gorelovs / Getty Images
Polly Rider
Polly Rider3 Febrero 2020

Italia tiene muchísimas localidades costeras de postal, cada una con sus impresionantes vistas únicas al mar. Desde el mar, estos pueblos también son fáciles de ver ya que destacan por las casas de colores que cubren los impactantes acantilados de la costa. En este artículo recogemos 10 de los pueblos costeros italianos más bellos para que se te enamore el alma.

Manarola

Manarola está dentro del Parque Nacional Cinque Terre (compuesto por cinco pueblos) de Liguria, y tiene fama de ser el pueblo más colorido del mundo. Sus habitantes hablan manarolés y vista desde lejos, el pueblo parece la paleta de un artista en la que los edificios de colores intensísimos se pelean por el poco espacio disponible. Cada año, los visitantes acuden en masa para caminar entre estas cinco ciudades y los números se disparan en temporada alta. No dejes de visitar la Iglesia de San Lorenzo, hermosa por dentro y por fuera, con vistas panorámicas de Manarola y las ciudades vecinas.

Manarola on the Cinque Terre coast, Italy
Manarola en la costa de Cinque Terre, Italia | © melis/Shutterstock

Positano

Hay bastante unanimidad en considerar Positano como el pueblo más singular y fotogénico de Italia por su encanto rústico y los numerosos hoteles cubiertos de glicinias. Aquí se encuentra el complejo turístico más sofisticado y caro de la costa central de Amalfi. La envidiable ubicación de Positano permite a los visitantes viajar en barco hasta las cercanas Capri, Ischia y Grotta dello Smeraldo. En cuanto a playas, puedes elegir entre pasar el día en la pequeña y tranquila playa de Spiaggia del Fornillo o en la popular Spiaggia Grande.

The thriving coastal beach town of Positano, Italy
La próspera ciudad costera de Positano, Italia | © mikolajin/Shutterstock

Sorrento

Sorrento se encuentra en un paisaje extraordinario, un entorno en el que la montaña se encuentra con el mar, y donde las plantaciones de cítricos se alternan con profundos valles. La localidad está en la provincia de Nápoles, y el ilustrado casco antiguo es famoso por los encajes y la cerámica. Tómate una copa de vino falanghina y disfruta de la atmósfera de la Piazza Tasso, un paraíso para los observadores de personas. La belleza de este pueblo, además de su ubicación privilegiada, compensa la falta de playa. Hacia el norte tiene la costa de Amalfi, hacia el este una sinuosa campiña, hacia justo en frente, la impresionante Capri.

Incredible views over the coast of Sorrento | © Bahdanovich Alena/Shutterstock
Increíbles vistas sobre la costa de Sorrento, Italia | © Bahdanovich Alena/Shutterstock

Portofino

Portofino y su distintivo puerto en forma de media luna se encuentra en la costa de Liguria, en la provincia de Génova, que se encuentra en la Riviera italiana. Portofino es un lugar exclusivo, porque últimamente se ha hecho muy popular entre los ricos y famosos, por lo que en el horizonte de este pueblo abundan los superyates de lujo. Para disfrutar de unas vistas espectaculares, camina hasta Castello Brown, el castillo de Portofino del siglo XV.

shutterstock_650135107
Portofino, Italia | © Try Media/Shutterstock

Polignano a Mare

En la provincia de Bari, en el sur de Italia, se alza Polignano a Mare mirando al mar azul sobre acantilados de piedra caliza. Se cree que el casco histórico es uno de los asentamientos antiguos más importantes de Puglia, y en él encontrarás un laberinto de casas y callejones estrechos, así como muchas terrazas panorámicas que ofrecen vistas al mar Adriático. Además de por su rica historia, Polignano es famoso por ser un distrito donde es fácil encontrar acantilados altos desde los que zambullirse en el mar. De hecho, ha sido sede del campeonato Red Bull de saltos desde acantilados.

Jagged rocks of the Polignano a Mare | © cge2010/Shutterstock
Rocas dentadas del Polignano a Mare | © cge2010/Shutterstock

Riomaggiore

Riomaggiore es uno de los pueblos de Cinque Terre, y es el más grande y oriental de los todos ellos. Se asiente sobre las vírgenes y serenas aguas azules del Golfo de Génova y es famoso por su vino dulce, el Sciacchetra, elaborado con uvas bosco, fermentino y albarola. El barranco multicolor de edificios de colores pastel de Riomaggiore es donde comienza el famoso Sentiero Azzurro (Sendero azul). Desde aquí puedes empezar la primera etapa del sendero, la que va de Riomaggiore a Manarola conocida como Via Dell'Amore (Ruta de los enamorados).

shutterstock_723303361
Riomaggiore, Italia | © Polifoto/Shutterstock

Amalfi

Amalfi se encuentra en la desembocadura de un profundo barranco, al pie del Monte Cerreto, en la provincia de Salerno. Está rodeado de acantilados y paisajes costeros espectaculares. Tiene un tamaño modesto y se puede caminar de un extremo al otro del pueblo en 20 minutos. La ciudad cuenta con plazas inundadas por la luz del sol y pequeñas playas, las numerosas plazas están conectadas por calles peatonales flanqueadas por tiendas de recuerdos, perfectas para abastecerse de camafeos y limoncello. No te pierdas el Duomo di Sant'Andrea Apostolo, la estructura católica romana del siglo IX, si subes por sus escalones podrás admirar unos mosaicos impresionantes y los magníficos detalles del techo.

Church tower hovering over the town of Amalfi | © Eguchi Naohiro/Shutterstock
La torre de la iglesia de Amalfi | © Eguchi Naohiro/Shutterstock

Atrani

Situada justo a la vuelta del cabo de Amalfi, Atrani fue donde fijaron sus suntuosas residencias las familias más poderosas de Amalfi. Hoy, Atrani tiene la atmósfera propia de un pueblo de pescadores. Las casas tradicionales trepan por el valle desde la playa, divididas por terrazas de limón y jardines llenos de color en una maraña de edificios apretados y escaleras estrechas. Atrani, el pueblo más pequeño del sur de Italia, ha conservado intacta su antigua estructura medieval.

shutterstock_217387408
Atrani, Italia | © leoks/Shutterstock

Santa Cesarea Terme

Santa Cesarea Terme se asienta sobre una meseta escarpada con vistas al mar en Puglia, en el "tacón" del sur de Italia. La ciudad se caracteriza por la arquitectura típica de principios del siglo XX, y su costa está salpicada de fuentes termales, situadas dentro de cuatro cuevas naturales a lo largo del acantilado. Aunque no es tan turístico como otros pueblos costeros italianos, la popularidad de Santa Cesarea Terme entre los italianos hace que visitar esta localidad sea una auténtica experiencia italiana. Un camino a través del bosque conduce al lado más alto de la ciudad, que cuenta con hermosas vistas de la costa de Salento hasta el promontorio de Santa Maria di Leuca.

Salento, Santa Cesarea Terme town
Santa Cesarea Terme | © staraldo / Getty Images

Cagliari

El nombre sardo de Cagliari Casteddu, la capital de la isla italiana de Cerdeña, se traduce como "Castillo". Para tener la mejor vista de los palacios y cúpulas doradas que dominan el horizonte lo mejor es que llegues a Cagliari por mar. En Cagliari hay lo mejor de dos mundos: la rica historia que ofrece esta ciudad salpicada de ruinas romanas, junto con el ambiente animado y juvenil que se puede encontrar en la elegante playa de Poetto.

Cagliari
Cagliari | © gianluigibec77 / Getty Images