8 cosas que debes saber sobre el durián, el aperitivo más oloroso del mundo

Durian fruit
Un durián | © Thye Gn / Alamy Stock Photo
Prianka Ghosh
Prianka Ghosh21 Agosto 2019

Si no has viajado nunca al sudeste asiático es probable que nunca hayas visto un durián fresco, el infame, saludable y causante de opiniones diametralmente opuestas propio del sudeste asiático muy popular en la región. Si alguna vez tienes la ocasión de probar esta fruta apestosa, ten por seguro que será una experiencia que no olvidarás.

Tiene una apariencia única y un olor aún más memorable

Normalmente, el durián tiene una forma un poco ovalada, mide unos 30,5 cm de ancho y está cubierta de unas protuberancias puntiagudas espectaculares. La fruta puede pesar entre 900 gramos y 3 kilos, de modo que, si la sostienes con las manos por el cuerpo de la fruta en lugar de por el tallo, la piel podría abrirse. Este aspecto propio de otro mundo se ve eclipsado por otro de sus atributos: el olor. Los durianes desprenden un olor intensamente rancio que se filtra por la cáscara externa que es muy persistente, el olor persiste en la cáscara mucho después de pelar la fruta.

Durian nut fruit holding in hands, cracked open
Un durián cubierto en espinas | © Sabina Pensek / Alamy Stock Photo

Prohibido en el transporte público

Debido a su potente olor, la fruta está prohibida en muchos tipos de transporte público de Tailandia , Japón y Hong Kong. En Singapur está prohibida en cualquier transporte público e incluso los taxis tienen letreros para hacer saber a los usuarios que no van a llevar a nadie que transporte esta fruta maloliente.

an is an expensive but controversial tropical fruit in Southeast Asia due to its strong smell and it is forbidden in many public places.
Prohibido el durián! | © Rolf_52 / Alamy Stock Photo

Superfruta

A pesar del hedor, el durián es muy saludable, incluso más que muchas otras frutas. Es muy rico en hierro, vitamina C y potasio, por lo que mejora la fuerza muscular y la salud de la piel, además de reducir la presión arterial. Un durián pequeño contiene 23 g de fibra dietética, que es casi toda la cantidad diaria que necesita un adulto. Sin embargo, como en todo, el abuso es malo, y si no, que se lo pregunten a Ahmad Lai Bujang, un político malasio que en 2010 terminó en urgencias hospitalarias por dificultad respiratoria y mareos… después de atiborrarse de durián.

Fresh durian fruits, Ubud, Bali, Indonesia. Image shot 2016. Exact date unknown.
Durianos frescos, Ubud, Bali | © Horizon Images/Motion / Alamy Stock Photo

Verde y maduro

La fruta cambia significativamente en un período de tiempo muy corto. Cuando se cosecha temprano, casi se considera un vegetal porque la carne es dura, fácil de manipular y amarga, en lugar de dulce. Generalmente, a quien le gusta el durián lo prefiere muy maduro porque tiene un sabor cítrico y dulce mucho más prominente. El durián maduro no solo cambia de sabor, también de consistencia, que pasa a ser como la de un helado muy cremoso. Tradicionalmente, el durián se come después de que haya caído al suelo por sí solo, sin embargo, las agricultores de durián cosechan la fruta antes para enviarla al extranjero.

peeling durian by knife. Thai King fruit
Durianos que no estan maduros son duros y amargos | © Theera Disayarat / Alamy Stock Photo

Variedades

Existen alrededor de 30 variedades diferentes de durián. La fruta es originaria de Malasia, Indonesia y Borneo, pero hoy en día se pueden encontrar cultivos de durián en Sri Lanka, el sur de la India, Camboya, Vietnam, Tailandia y la isla meridional china de Hainan. De hecho, Tailandia es el mayor exportador de durián y en su territorio hay muchas explotaciones de durián que producen más variedades que en las zonas originarias de la fruta.

Whole durians - sales stand in Kuala Lumpur, Malaysia. The King of the fruit.
Durianos a la venta en Kuala Lumpur, Malasia | © Lina Moiseienko / Alamy Stock Photo

Un sabor y olor indescriptibles

Durante más de cien años, los escritores de viajes han tratado de describir el sabor y el olor del durián y todavía no estamos cerca de lograr describirlos con exactitud a alguien que nunca ha experimentado su sabor y olor. En 1856, Alfred Russel Wallace envió una carta a Sir William Jackson Hooker describiendo la fruta como: “Una natilla intensa con sabor a almendras sería la descripción genérica más aproximada, pero con trazas de queso crema, salsa de cebolla, vino de jerez y otros platos incongruentes”. Anthony Bourdain, a quien le gustaba mucho el durián, describió la sensación después de comerlo de un modo menos ortodoxo: “Al final te queda el aliento como si acabaras de besar apasionadamente a tu abuela muerta de Francia”.

Fresh durian peeled on tray and ripe durian tropical fruit on background
Un durián pelado | © Engdao Wichitpunya / Alamy Stock Photo

Musa arquitectónica

La fruta oficial de Singapur es el durián. El edificio Esplanade junto a Marina Bay, comenzó como dos cúpulas de vidrio, pero cuando se modificó el diseño para incluir la cobertura de los edificios con cortinas de aluminio puntiagudas, los edificios adquirieron la apariencia de un durián partido por la mitad.

Esplanade Theatres on the Bay
Explanada - Teatros en la Bahía, Singapur | © Adwo / Alamy Stock Photo

El rey de la fruta

Ya sea por su tamaño o por su sabor, las personas en el sudeste asiático a menudo se refieren al durián como el rey de la fruta porque es difícil de cultivar, peligroso cuando cae, necesita que el suelo donde se cultiva tenga unas características muy particulares y es muy caro de enviar.

Para los chinos, el durián y el mangostino son el rey y la reina de las frutas por sus sabores opuestos: el durián es “cálido” debido a su olor picante y consistencia intensa, mientras que el mangostino es “frío” debido a su carne jugosa y sabor ligeramente ácido.

A Durian fruit stand on Jalan Alor, Food Street, in Bukit Bintang, Kuala Lumpur, Malaysia.
El durián, el rey de la fruta | © Art Phaneuf / Alamy Stock Photo