20 actividades imprescindibles de Hong Kong

Hong Kong offers incredible views and many exciting things to see
Hong Kong ofrece unas vistas increibles y muchas cosas interesantes que ver | © d3sign / iStock
Sarah Engstrand
Sarah Engstrand4 Marzo 2020

Repleto de reservas naturales, mercados bulliciosos, dai pai dongs y bloques de torres tambaleantes, Hong Kong es tan rápido como diverso. No importa si estás de visita solo unos días o si en cambio vas a pasar unas semanas, aprovecha al máximo todos los días y no te pierdas estas 20 atracciones imprescindibles.

Hong Kong es un destino inmenso en todos los sentidos: es el hogar de más de 7 millones de personas, es la ciudad con más rascacielos del planeta y está formada por 260 islas. Estas cifras marean, pero no te agobies, es muy fácil moverse por la ciudad. Serpentea a bordo de un crucero por el río, visita antiguos monasterios y tranquilos pueblos de pescadores, no te pierdas los espectáculos de luces futuristas, y termina el día de exploración con un cóctel y una vista panorámica.

Star Ferry

Hito histórico
Star Ferry in the mist Hong Kong Harbour
© Howard Kingsnorth / Getty Images

Si bien puede que no sea la forma más rápida de cruzar Victoria Harbour (ese premio es para el increíblemente cómodo MTR), el famoso Star Ferry gana el premio de las vistas a los mejores paisajes. El Star Ferry hace este viaje de ida y vuelta de 10 minutos desde 1880 y ofrece unas increíbles vistas del famoso skyline de la ciudad. Si quieres hacerlo algo más especial, sube al ferry en dirección a Central al atardecer o a las 20:00 para disfrutar de A Symphony of Lights, un espectáculo de luces y sonido.

Mercado nocturno de Temple Street

Bazar, Mercado
SCTP0099-LO-HONG KONG 1-TEMPLE STREET NIGHT MARKET-00003
© Kim Lo / Culture Trip

La mayoría de los mercados de Hong Kong cierran cuando se pone el sol, y a esa hora despierta Temple Street. Los productos que se venden aquí no son nada fuera de lo común; la gracia del mercado nocturno de Temple Street está en el regateo. Hazte con un taburete de plástico en uno de los restaurantes de dai pai dong y disfruta del marisco más fresco disponible (tienes que probar el chilli crab, o sea cangrejo al chile). Y después de comer, no olvides hacer una visita a los adivinos para saber qué te depara el futuro.

Cumbre Victoria

Estación de montaña, Parque
Victoria peak, Hong Kong
© Maydays / iStock

Las vistas desde Victoria Peak son legendarias con razón. Puedes subir a la cima de la montaña en autobús o taxi, pero subir con el Peak Tram es mucho más divertido. Compra un billete combinado fast-track para ahorrarte la cola siempre presente y disfrutarás de unas vistas impresionantes en poco tiempo. Para los más aventureros, Morning Trail ofrece una caminata encantadora, aunque extenuante, hasta la cima.

A Symphony of Lights (Una sinfonía de luces)

Hito arqutectónico
Symphony of Lights, Hong Kong Island Skyline, Night
© Thant Zaw Wai / Getty Images

Dirígete al lado de Kowloon de Victoria Harbour alrededor de las 20:00 cualquier tarde para ver A Symphony of Lights, un espectáculo deslumbrante. Reconocido por Guinness World Records como el mayor espectáculo permanente de luz y sonido, es una de las atracciones más populares de Hong Kong. En Tsim Sha Tsui, podrás disfrutar del espectáculo desde un mirador incomparable mientras te tomas un cóctel o también puedes reservar un crucero para ver el show desde las aguas del Victoria Harbour.

Templo Man Mo

Hito arqutectónico, Hito histórico
A woman burns incense sticks at the Man
© Philippe Lopez / Getty Images

No dejes que la fachada de este templo te engañe. Escondido en la Hollywood Road de Sheung Wan, tiene uno de los interiores más impactantes de la ciudad. Está dedicado a Man Cheong (el dios de la literatura) y a Mo Tai (el dios de la guerra) y acostumbra a estar lleno de estudiantes empollando para sus exámenes. Entra y déjate impresionar por los cientos de pilas de incienso humeantes. Se permite hacer fotos, pero sé respetuoso.

Mercados

Mercado
Street market in the crowded streets of Mong Kok in Kowloon in Hong Kong
© Didier Marti / iStock

Hong Kong es el paraíso de los compradores, está repleto de mercados y en cada uno de ellos se ofrece algo único. El Ladies’ Market (Mercado para señoras) de Mong Kok tiene más de 100 puestos que venden casi de todo, desde recuerdos hasta relojes de imitación y ropa barata. Si vistas el Jade Market (Mercado de jade) en Jordan encontrarás bisutería de perlas y jade a buen precio, pero te recomendamos que investigues un poco antes de ir. No puedes marcharte de Hong Kong sin haber paseado por Cat Street, el mercado con la mejor selección de curiosidades y antigüedades.

Tian Tan Buddha

Templo Budista, Santuario
Tian Tan Buddha (Ngong Ping 360)
© iStock / Getty Images Plus

Tian Tan Buddha, más conocido como el Gran Buda, es una de las mayores atracciones de Hong Kong. Con una altura de 34 metros sobre el Monasterio de Po Lin, la enorme estatua atrae a un flujo constante de visitantes a este tranquilo rincón de la isla de Lantau. Reserva una plaza en un teleférico Ngong Ping con fondo de vidrio para subir y disfrutar de las vistas impresionantes de 360 grados sobre las montañas que quedan por debajo. Incluso puedes encontrarte con una o dos vacas durante la visita, deambulan libres por la isla y son amistosas.

El monasterio de los diez mil Budas

Templo Budista, Monasterio
Golden Buddha statues along the stairs leading to the Ten Thousand Buddhas Monastery, Hong Kong, Sha Tin, New Territories
© iStock / Getty Images Plus

El monasterio de los diez mil Budas es una de las atracciones imprescindibles de Hong Kong, pero no sin saber que su nombre es un poco engañoso. Técnicamente no es un monasterio porque en él no viven monjes, aunque sí es el hogar de más de 10.000 budas. Se encuentra en la parte alta de Sha Tin y es uno de los emplazamientos religiosos más estrafalarios de la zona. La escalera de 430 escalones hacia la cima está flanqueada por innumerables estatuas doradas de Buda, cada una con una pose y expresión única.

Nathan Road

Hito arqutectónico
Neon Signs Along Nathan Road in Hong Kong
© Bohemian Nomad Picturemakers / Getty Images

Nathan Road, apodada la Milla de oro, es la columna vertebral de Kowloon y une la costa de Tsim Sha Tsui con la zona norte de Sham Shui Po. Son 3,6 kilómetros de centros comerciales, templos, restaurantes y multitudes. Los compradores con más poder adquisitivo encontrarán las tiendas más elegantes de Hong Kong en la cercana Canton Road.

Lan Kwai Fong

Mercado, Hito arqutectónico
Business people meet at bar on happy hour
© Joey Cheung / iStock

Ningún viaje a Hong Kong estaría completo sin una noche de juerga en Lan Kwai Fong. Este pequeño bucle de calles del distrito central contiene casi 100 bares, restaurantes de moda y discotecas. Los chupitos de gelatina en jeringas están por todas partes en esta zona, y habitualmente, las mujeres pueden beber gratis los jueves por la noche. Otras de las mejores zonas donde salir de noche son el SoHo, Wan Chai y Knutsford Terrace.

Plaza Golden Bauhinia

Hito natural, Parque
Hong Kong Marks China's National Day
© Anthony Kwan / Getty Images

En el lado Kowloon del puerto se encuentra esta escultura dorada, uno de los puntos de referencia más reconocibles de Hong Kong. La flor en floración perpetua está exactamente en frente del Centro de Convenciones y Exposiciones de Hong Kong, en la costa de Wan Chai y marca el punto en el que se cedió este territorio a la Región Administrativa Especial de Hong Kong en 1997.

Hong Kong Disneyland

Parque de atracciones
Mickey And Minnie Mouse Welcome Everyone To Hong Kong Disneyland Resort
© Mark Ashman / Getty Images

El Magic Kingdom se abrió en 2005 y desde entonces, Mickey y su pandilla están en la isla de Lantau. Libera al niño que llevas dentro en los clásicos de Disneyland como la Space Mountain o It's a Small World, y prepárate para algunas atracciones nuevas. Las ampliaciones de 2020 traen consigo castillo más grande y la inauguración de una sección temática de Frozen llamada Frozen Land, con dos nuevas atracciones por descubrir.

Hipódromo Happy Valley

Estadio
Returned But Unresolved: Hong Kong's Deepening Rift With China
© Chris McGrath / Getty Images

Desde que los británicos convirtieron parte del pantano de la isla de Hong Kong en un hipódromo en 1845, Happy Valley ha sido uno de los lugares de carreras de caballos más legendarios del mundo. Las carreras tienen lugar los miércoles por la noche, y prácticamente todo Hong Kong sale a jugar. Tiene música, entretenimiento en directo y cerveza junto a la grada, así que prepárate para la fiesta (y deja a los niños donde te hospedes). Normalmente, la temporada de carreras generalmente va de septiembre a junio.

Ocean Park

Acuario, Parque
Hong Kong
© Sansara / iStock

Tres décadas antes de que Disneyland llegara a la ciudad, Ocean Park era el parque de atracciones de Hong Kong. Situado en el lado sur de la isla de Hong Kong, combina montañas rusas con fauna exótica. Maravíllate con el acuario y conoce a los pandas Ying Ying y Le Le antes de poner a prueba las leyes de la física en Whirly Bird y Hair Raiser, una montaña rusa con vistas increíbles.

Templo Wong Tai Sin

Templo Budista, Monumento
Good Wish Garden, within Wong Tai Sin Temple Hong Kong, China
© Peter Horree / Alamy Stock Photo

Algunas partes de este gran complejo de templos son reconstrucciones de 1968, pero eso no impide disfrutar de estructuras ornamentadas como el Salón de los tres santos, el Jardín de los buenos deseos y el Salón Confuciano. Este templo de Kowloon está dedicado al dios taoísta Wong Tai Sin, y popularmente se cree que trae buena suerte en las carreras de caballos, por lo que si te decides a visitarlo, hazlo antes de las carreras de los miércoles en Happy Valley.

Isla Lamma

Hito natural
Lamma Island Scenic Harbor Boats in Sok Kwu Wan Village
© iStock / Getty Images Plus

Deja la ciudad atrás con un viaje rápido en ferry de solo 20 minutos hasta Lamma. Es famosa por sus restaurantes de marisco y ambiente tranquilo, por lo que pasar el día explorando Lamma es la manera perfecta de relajarse. Pasea por las calles sinuosas y déjate caer por sus peculiares tiendas antes de salir hacia una de las playas vírgenes de la isla. Una caminata rápida te llevará a la apartada playa de Shek Pai Wan, donde podrá disfrutar de la idílica vida de la isla durante unas horas. También vale la pena explorar las islas Lantau, Sai Kung, Cheung Chau y Grass.

Centro Tai Kwun de arte y patrimonio

Galería de arte, Museo
The Police Headquarters Block faces the main Parade Ground
© Stefan Irvine / Getty Images

Después de años de renovaciones que costaron miles de millones de dólares de Hong Kong, el Centro Tai Kwun de arte y patrimonio está por fin abierto. Resérvate una tarde para explorar todo lo que esta antigua prisión y sede de la policía tiene para ofrecer: tiendas, restaurantes, bares, exposiciones de arte y museos. Disfruta de una cena elegante en The Chinese Library o tómate una copa en el opulento Dragonfly, un bar diseñado por Ashley Sutton. La azotea es el lugar perfecto para relajarse por la noche.

Playa Tai Long Wan

Hito natural
Kitesurfing - KTA Kiteboard Tour Asia - Hong Kong 2009
© Victor Fraile / Getty Images

A Hong Kong no le faltan playas espléndidas. Es muy fácil llegar a Repulse Bay y a Big Wave Bay, pero a menudo están abarrotadas. Si prefieres algo más apartado, dirígete a Tai Long Wan en Sai Kung. Tiene cuatro playas, y puedes caminar o alquilar un bote para llegar hasta allí. Ham Tin Beach es la única que tiene servicios básicos como baños y alquiler de sombrillas, pero todas las playas son espectaculares. En cualquier caso, no te olvides de llevar agua potable.

OZONE

Bar, Coctelería
Interior of OZONE rooftop bar at Ritz-Carlton in International Commerce Centre, West Kowloon.
© South China Morning Post / Getty Images

Pasar el rato en los bares de la azotea es básicamente un deporte en Hong Kong. El más famoso de todos es OZONE. Ubicado en el piso 118 del Ritz-Carlton, es uno de los bares más altos del mundo (el más alto si no tenemos en cuenta At.Mosphere, el restaurante-salón del Burj Khalifa de Dubái), y cuando el cielo está despejado, ofrece unas vistas de Hong Kong inigualables. Los precios son elevados, pero vale la pena por las vistas. Se aplica una política de entrada muy estricta, de modo que si quieres entrar, más vale que te vistas con elegancia.

El té de la tarde en The Peninsula

Bar, Hotel restaurante, Restaurante
afternoon-teaapr-2019-horizontal
Imagen cortesía de el hotel Peninsula Hong Kong

Si te quieres dar un capricho mientras estés de visita en la ciudad, haz que sea tomar el té de la tarde en The Peninsula. Este hotel de la era colonial, situado en Tsim Sha Tsui, es uno de los más famosos de la ciudad, y su clásico té de la tarde es legendario. Se sirve diariamente en The Lobby, amenizado por un conjunto de cuerda en directo y es uno de los favoritos de la élite de Hong Kong. Podrás codearte con la crema y nata de la ciudad mientras comes todo tipo de dulces y tartas. Para entrar no hace falta que tengas un Rolls-Royce ni una tarjeta con crédito estratosférico.